Constancia en el GYM: el factor más importante

Hoy vengo a hablaros del aspecto más importante si queremos conseguir resultados en el fitness. Aunque ahora está muy de moda hablar de la motivación y de la disciplina, ya vimos en el vídeo de YouTube sobre la motivación como no hay que dejar un propósito de fitness en manos de la motivación.

Y sobre la disciplina, hay que decir que es muy importante ser disciplinado y que hagamos lo que tenemos que hacer cuando ni siquiera tenemos ganas, pero lo cierto es que al final la disciplina tiene que venir de manera intrínseca en cualquier proceso de fitness prolongado en el tiempo: lo verdaderamente importante es mantener la CONSTANCIA, que sea la constancia en ir al gimnasio, en el entrenamiento y en llevar una vida fitness lo que guíe cada uno de nuestros pasos, porque es lo que nos acercará DÍA a DÍA al objetivo.

Aquí os explicaré cómo lograr ser constante en el GYM 🙂 ¿Vamos a ello? ¡Empezamos!

Constancia en el deporte

La constancia es muy superior al talento, a la genética y a todas esas ayudas innatas con las que mucha gente parte desde un inicio, y no le sacan partido. Una prueba de ello la podéis ver en los jugadores de fútbol de nivel mundial. A todos se nos pueden venir nombres a la mente de jugadores que, si hubieran mantenido la constancia en su entrenamiento, en su dieta y en el descanso, hubieran sido los mejores durante muchísimos más años… Ronaldinho, Adriano, e incluso el mismísimo Maradona hubiera dado aún más espectáculo y alegrías de las que ya dio.

Constancia en el ejercicio y la dieta

Es difícil apreciar el valor de la constancia y la tenacidad en el ejercicio y en la dieta cuando no has experimentado sus éxitos todavía. Y este quizá es precisamente el problema principal de que  mucha gente pierda la constancia y la «motivación» a la hora de entrenar y mantener la dieta.

El ejemplo lo hemos podido ver muchas veces en el famoso streamer y YouTuber Ibai Llanos con su cambio físico. Una persona que durante años no había conseguido mantener una constancia y lograr unos resultados, aún teniendo todos los recursos económicos disponibles, y quizá con ello algo más de tiempo que el resto de los mortales o trabajadores mileuristas de a pie (como le gustaría decir a Llados Fitness 😉 ).

Pero esto pone muy de manifiesto el valor de la constancia, porque como decíamos al principio, mantener la constancia es algo muy superior al talento, a la genética o a todo el dinero que tengamos disponible para hacer deporte. La constancia es GRATIS, y es el paso de los meses y los años lo que conseguirá un resultado espectacular o que pasemos sin pena ni gloria por nuestro propósito fitness, en el gimnasio y con la dieta. Y mantener la constancia no significa ser esclavo o tener que hacer algo muy duro, simplemente es mantener unos hábitos en el tiempo, e interiorizarlos hasta hacerlos tu filosofía de vida.

El enemigo de la constancia: buscar la inmediatez de resultados

No debemos buscar nunca la inmediatez de resultados en procesos de pérdida de peso, de ganar músculo o de conseguir más fuerza. Este es el enemigo número 1 de cualquier proceso de fitness, dieta y ejercicio en el que nos metamos, puesto que, aunque no se necesitan años para ver los primeros resultados, dependiendo de nuestro nivel de inicio, serán unos cuantos meses de constancia los que nos separarán de ver los primeros resultados en nuestro camino.

Prácticamente todo el mundo deposita una fe ciega en procesos mucho más lentos y difíciles que tener constancia en el ejercicio, como serían por ejemplo unos estudios universitarios o de formación profesional. Nadie se planeta ahí si después de 4 años (o más) vamos a tener ese trabajo soñado o no va a pasar, simplemente, como está bien visto hacerlo, se echan ahí años y años hasta ver si finalmente conseguimos ese resultado, que en muchos casos no depende de nosotros mismos.

Pero en el caso del ejercicio y la dieta, mantener la constancia durante menos tiempo nos dará unos resultados seguros, no es algo que dependa de otras personas, de la situación del mercado laboral o empresarial o de factores externos. La constancia en el GYM  y en la dieta, es algo que depende exclusivamente de nosotros mismos (salvo casos de enfermedad o lesión grave) y que da unos resultados seguros, siempre y cuando mantengamos esa constancia en la actividad durante varios meses.

Constancia y resiliencia en el entrenamiento

Si todo va bien, es muy fácil ir consiguiendo mantener la constancia en el entrenamiento y en procesos de pérdida de peso o ganancia muscular. Pero lo frecuente, es que no todo vaya tan rodado como nosotros podemos pensar. Especialmente porque la falta de experiencia hará que no siempre haremos las cosas perfectas a nivel de dieta, descanso y entrenamiento. Entonces es probable que los resultados no lleguen y caigamos en la frustración y en el desespero de ver que no vamos tan rápido como pensábamos.

Es en esos momentos, en los que hemos de ser resilientes, no desanimarnos y mantenernos firmes en nuestra dedicación y en nuestro propósito. Ser constante en el ejercicio, en el gimnasio o en la dieta, no es fácil, si lo fuese lo conseguiría todo el mundo. Es por ello que esto es un propósito para valientes, no para flojos que se rinden fácilmente.

Otra cosa que no tenemos que ser es tontos, y me explico en el siguiente subapartado.

Una ayuda para conseguir nuestros propósitos en el gimnasio y en la dieta

No tenemos que desaprovechar las ayudas naturales que nos da la ciencia a día de hoy. Con suplementos presentes en muchos alimentos naturales, avanzaremos muchísimo más rápido y de manera más fácil.

A día de hoy los suplementos deportivos han subido bastante de precio, sobre todo si los buscáis en tiendas especializadas o incluso en Amazon. Pero hace poco yo encontré un proveedor de suplementos deportivos que está genial de precio, de rapidez de envío y de seriedad en sus productos y en sus pedidos: ZUMUB.com
Así que os animo a que  probéis sus proteínas y productos para el fitness: http://zumu.be/actionfanart

zumub cupon descuento actionfanart