Cómo lograr tus objetivos y metas

Con el nuevo año 2023 seguro que nos han pasado por la cabeza un montón de ideas y de metas por conseguir, para ser mejores personas, para adelgazar o tener mejor cuerpo, para avanzar en nuestra carrera, para tener hábitos más saludables e incluso para tratar de ganar más dinero, que nunca viene mal. Son los famosos «objetivos para el año nuevo» o propósitos del nuevo año, pero lo cierto es que, aunque la mayoría se lo propone, muy pocos los cumplen.

Pero, ¿por qué hay un grupo de personas que SÍ los cumplimos?… y seguramente tenemos menos tiempo y menos recursos que muchas de las que siempre lo dicen y nunca lo logran. Déjame decirte que no es fuerza de voluntad, no es sacrificio, hay «trucos» y un método que, adaptado a cada uno, nos permitirá triunfar donde la mayoría fracasan. Y esto será así en cualquier ámbito de vuestra vida, en cualquiera, es indiferente.

Así que, mejor nos dejamos de introducciones y promesas, y vamos a ver el secreto para lograr tus objetivos y metas este año.

Vídeo resumen para aprender a lograr tus propósitos de nuevo año

Propósitos para año nuevo 2023

Bien, para que la cosa funcione y seas capaz de hacerte una lista de propósitos u objetivos a cumplir, es que sean «tangibles«, que se puedan medir de manera sencilla  y que los plasmes en una lista, en un miserable papel o cartulina que luego puedas consultar. Pero definir esta lista es, a fin de cuentas, uno de los puntos clave de todo esto. Después os voy a explicar cómo hacerla y cómo hacerla mucho más atractiva y usable de lo que la mayoría de vosotros hayáis visto nunca.

Pero que quede muy claro esto, el consejo principal y el requisito fundamental a seguir para que vuestra idea de lograr los propósitos de año nuevo, es que hagas una lista de lo que quieres conseguir, la pongas en papel o en una tabla Excel si eres más digital que analógico y que, una vez la has hecho tangible,  puedas verla con asiduidad, diariamente si es preciso, para recordarte lo que debes hacer y que te sonrojes ese día y te avergüences si no lo has hecho.

propositos nuevo año

Trucos para cumplir tus objetivos y propósitos

Vale, vamos al lío porque si no quedará un artículo demasiado largo y en realidad esto es fácil, no es complejo de entender, solo tienes que seguir los pasos así que vamos.

Define tu lista de metas y propósitos de nuevo año

Para hacer esto, tienes primero que mirar dentro de ti y saber con exactitud lo que te motiva conseguir. Por ejemplo, si eres mecánico o enfermera/o, y de vez en cuando sales a correr con tus amigos, no apuntes cosas absurdas como que quieres correr la maratón en 2 horitas limpias y batir el récord de Kipchoge, porque es un propósito tonto si no te dedicas al atletismo ya de manera profesional, necesitas 3 vidas para completar la cantidad de entrenamiento y de sacrificios que ibas a tener que hacer. Es decir, busca lo que te motive, pero hay que ser sinceros sobre si hablamos de algo factible o no. «Impossible is nothing«, pero please, no pierdas el tiempo con propósitos absurdos y trata de utilizar el potencial que ya tienes para ver si hablas de cosas que realmente puedes lograr. Es decir:

  • primero, busca objetivos que te motiven de verdad
  • segundo, mira si tienes el tiempo y la habilidad para lograrlos

Que simplemente sea una cuestión de que en base a no ser perezoso y trabajar ese objetivo una y otra vez sin descanso, lo puedas lograr. Sé realista y pregúntate si puedes hacerlo, y si es lo que más deseas realmente.

Pon en la lista solo las cosas que podrás conseguir al cabo de UN AÑO, no cosas que te vayan a costar hacer mucho más tiempo. Pero puedes poner varias cosas, como luego te enseñaré en mi propia lista, en la que verás como pongo los objetivos que tengo para cada proyecto.

TRUCO para priorizar una lista de propósitos

Fácil y obvio, pero si tenéis un paquete de post-it, es el momento de sacarlo y escribir en cada post-it el propósito o meta que te has propuesto. Luego pasaremos a ordenar esas «tarjetas«, poniendo arriba las más importantes para ti, y abajo las menos importantes. Incluso verás cómo te ayudan a replantearte algún objetivo que puede que fuese algo trivial o que no estuviese realmente conectado con tu sistema de valores.

Cuando tengas bien ordenadas por prioridad todas tus «tarjetas«, pasa a limpio tu lista por escrito en un papel o cartulina.

lista de propósitos con tarjetas

Tipos de lista de propósitos y metas

Bueno, hay dos maneras de hacer tu lista, una vez que la tengas bien definida y hayas sido realista en cuanto a la motivación y a que sea algo que tú puedas conseguir.

La primera manera sería que hagas la lista por escrito, y que pongas exactamente y bien redactado el objetivo o propósito que quieres conseguir. El consejo aquí es que las palabras que uses, tienen que ser palabras que demuestren que eso es algo que tú quieres y que vas a hacer realmente, no que pongas palabras como «Quiero que… loquesea«,  o «Deseo que…«.  Eso no lo puedes/debes hacer, porque si escribes usando esas palabras ya estás diciendo que es algo que depende de otros o de un factor externo y que tú te lavas las manos y dejarás que pase por si solo. Tienes que poner frases como «Voy a hacer (el propósito o meta que te hayas marcado)«, o «Voy a lograr (el objetivo que sea)«.  No hace ninguna falta que describas aquí lo que tienes que hacer para lograrlo. Eso ya lo debes tener muy claro y debe ir reflejado en cada propósito.

Por ejemplo, sabemos que para lograr escribir un libro deberías escribir cada capítulo, y si ya los tienes estructurados y te han salido 18 capítulos, pon en tu lista 18 objetivos para escribir CADA capítulo, en plan «Escribir Capítulo 1: Cómo ayudar a los demás a cumplir sus sueños y metas» y debajo, «Escribir Capítulo 2: Cómo hacer una lista de objetivos realistas«… etcétera. (Es un ejemplo tonto, no pretendo decirle a nadie «cómo» estructurar paso a paso un objetivo concreto).

Así cuando vayas cumpliendo el escribir un capítulo lo podrás tachar de la lista o marcar como completado, hasta ir completando todos tus «mini-objetivos«.

Gamificación para una lista de objetivos

La segunda manera, sería hacerla de una forma mucho más divertida y usable. Para ellos vamos a usar el concepto de gamificar una tarea.

Está demostrado que la gamificación es una técnica que da muy buenos resultados, especialmente cuando se trata de aprender a hacer algo o cuando se trata de conseguir motivación. Y eso es lo que vamos a utilizar a nuestro favor, para así darnos ese punto extra de motivación necesario.

La jugada es que hagáis de cada objetivo una especie de «icono» o «emoji» en blanco y negro (que no hace falta que hagáis vosotros si no sabéis dibujar, sino que podéis cogerlo de internet o decirle a alguien que os los haga), y así poder usarlo para que ese dibujo actúe a modo de indicador de progreso de un videojuego que tenéis que rellenar de color cuando lo hayáis completado.

lista de objetivos gamificación

Es decir, imaginad un videojuego en el que tenéis que hacer una serie de acciones, pasar una serie de pantallas y recorrer una serie de mundos, para poder conseguir diferentes objetos, por ejemplo, 20 monedas, 10 espadas, 15 escudos y 18 pociones mágicas. Antes de conseguir todo eso, cada ítem está en color gris, pero cuando lo consigamos se nos marcará en color y destacará lo que hemos conseguido de lo que no. Pues nosotros haremos lo mismo en nuestra hoja de objetivos y metas a conseguir.

En mi caso yo he hecho varios objetivos, cada uno relacionado con un proyecto al que le he puesto un nombre de tres letras al inicio. Para cumplir mis propósitos del año 2023 y mis objetivos laborales, he dividido cada objetivo en varios pasos que son recurrentes. No hace falta que os explique cada uno, pero extrapolad este ejemplo de lista de objetivos gamificada a los que vosotros queráis conseguir.

Volvamos a usar el ejemplo anterior. ¿Queréis escribir un libro en 2023? Pues poned algo así como un encabezado que sea CAP: y tantos iconos como capítulos tenga vuestro libro. Otro POR: con dos iconos que sean para mostrar que hay que diseñar la portada y la contraportada. Otro CRR: con tantos iconos como correcciones vaya a tener que pasar vuestro libro. Otro PRG: para indicar que tenéis que hacer un prólogo y que le pediréis a algún conocido famoso que os lo haga, aunque tengáis que pagarle dinero por ello… etcétera, etcétera, así hasta marcar todos los «mini-objetivos» o pasos que se necesitarían para escribir vuestro libro o para cualquier otro grupo de propósitos que queráis, que pueden formar parte del mismo objetivo final, o ser objetivos y metas diferentes a alcanzar durante el año.

El último paso, es imprimirlo y colocarlo en algún punto de vuestra casa que os haga verlo continuamente, y que os recuerde los iconos que ya tenéis pintados de color y todos los que os faltan para completarlo. Esto además de ser mucho más visual y ameno, es mucho más divertido y os hará ver vuestro objetivo como si fuese un videojuego que debéis completar para lograr el éxito final.

Mantener visible lista de propósitos para nuevo año

Consigue premios por cumplir tus objetivos

El conejo (o el burro)  pueden correr detrás de la zanahoria durante mucho tiempo, pero si nunca la alcanzan, antes o después van a dejar de intentarlo. A no ser que tu voluntad sea de hierro, y que seas de esas personas que saben que lo más difícil en esta vida es gobernarse a si mismo, y que cumplir eso sea ya un motivo de satisfacción y orgullo tan grande que no necesites ninguna recompensa más, lo mejor es que te pongas unos «premios» para recompensarte cada cierto tiempo.

Entonces, para seguir siempre motivado o motivada, si consigues una parte de tu lista de objetivosprémiate con algo que te guste mucho, pero que tampoco sea contraproducente para tu propósito final. Un caso flagrante (y exagerado) sería el de la persona que está tratando de dejar de fumar, y cada 2 semanas sin fumar se «premia» con fumarse un cigarrillo… 🙈👎 no hagamos el tonto tampoco, ¿ok?.  El premio puede ser de cualquier ámbito, no tiene ni siquiera por qué estar relacionado con el objetivo a lograr ni con el propósito.

En mi caso he marcado cada premio con una «estrella«, es decir, en el momento en el que haya coloreado todos los iconos hasta llegar a una estrella, habré cumplido una parte importante y me mereceré una recompensa.

truco para cumplir objetivos

Es decir, si nuestro propósito fuese hacer pesas y nadar 4 veces por semana, podíamos ponernos de premio que cada 3 semanas completadas con éxito podríamos ir al cine, al teatro, a la discoteca o al restaurante que más nos guste, vamos, algo que sea una de las cosas que más nos gusten hacer, sin que sea una locura en plan, a cada paso que complete me compro un Ferrari 😒 se entiende, ¿verdad?.

Más ejemplos: si nuestro propósito es perder peso y queremos fijarnos unos premios cada 2 semanas de régimen y ejercicio que hayamos cumplido, no hace falta que el premio sea comernos un kilo de pasteles y 2 litros de coca-cola, sino (si se da el caso de que el problema era el sobrepeso pero vamos bien de dinero), pues que el premio sea comprarnos algo que nos guste, o pagarnos el acceso a una actividad que nos guste. Sin exagerar, que el premio gordo sea al final, pero que sea algo que nos motive ir consiguiendo.

Secreto para no rendirse e ir cumpliendo objetivos: La estrategia del Tamagotchi

Vale, esta «estrategia» es muy sencilla. Si tenéis algunos añitos (o algunas canas), seguramente recordaréis a aquella famosa mascota digital que se llamaba Tamagotchi. El funcionamiento era simple, era una especie de maquinita con una pantalla de aquellas simples de un solo color, en la que tenías a una mascota desde el día de su nacimiento… y si no le dabas los cuidados diarios que necesitabael animal se moría 🙁 así de real, cruel y duro.

Pues para con vuestros proyectos y objetivos tenéis que ser igual, tenéis que usar la estrategia del Tamagotchi, por la que no puede pasar ni un solo día en el que no hagáis «algo«, al menos algo por ir cumpliendo vuestros objetivos. Haced un dibujo  de un Tamagotchi en cartulina si así os sentís más identificad@s con este consejo, y colgadlo bien visible para que no se os olvide ni un solo día. Cualquier motivación para conseguir alcanzar vuestros objetivos diariamente, será positiva para el global del propósito.

estrategia_del_tamagotchi

Las ganancias marginales para conseguir una gran meta

No me voy a enrollar mucho con esto, pero si no sabéis qué son las ganancias marginales, debéis buscar en internet la teoría de las ganancias marginales del equipo de ciclismo Sky. La idea fue que pensaron en que si cogían un montón de partes que componían una carrera de ciclismo, como la propia bicicleta, el material deportivo, la alimentación, el descanso e iban una por una mejorando aunque fuese un 1% cada elemento o área, lograrían finalmente una serie de ganancias globales que harían que tuvieran más éxito. Y vaya si lo tuvieron, ¡empezaron a ganar Tours de Francia como quien come pipas sentado en el parque!

La teoría de las ganancias marginales se ha llevado a cabo en infinidad de ámbitos, en todos ellos con éxito. Desde ámbitos deportivos hasta en toda una aerolínea, en la que al implementarla y hacer cambios tan simples como ahorrar UNA aceituna por menú, o el cambiar el material de los utensilios para comer por otros que pesasen menos (y les ahorrasen combustible), consiguieron ahorrarse millones de dólares al año. Así que ya sabes, aplica la estrategia del Tamagotchi y piensa en las ganancias marginales, porque cada paso que des hacia tu objetivo te acerca a él, y el inmovilismo y el dejar pasar los días sin hacer nada, te alejará totalmente.

Como en un puzzle, ir colocando pieza tras pieza te hace completar una tarea que al principio parece titánica y gigantesca.

teoría de las ganancias marginales

NO PENSAR en cómo alcanzar mis metas

Si recordáis la película «El último Samurai» de Tom Cruise, hay un punto que es clave para que él aprenda cómo debe actuar mientras está luchando, para no cagarla y que le acaben asestando algún golpe o corte con la espada. Luchar, él ya sabía luchar, ya sabía cómo moverse y cómo afrontar cada situación del combate, el problema es que perdía mucho tiempo pensando en «cómo lograr su objetivo»… Y es en el momento en el que entiende que debe dejarse de tanto pensar y simplemente «hacerlo», cuando alcanza el éxito y la perfección en sus movimientos de combate.

En nuestro caso, no son esas décimas de segundo que él perdía pensando las que nos traicionarán a la hora de conseguir nuestros objetivos, sino el simple hecho de que si una vez que ya hemos hecho nuestro planning (mucho mejor si es un planning tipo gamificación como os he enseñado), ya no tenemos que darle al cerebro la oportunidad de replantearse nada.  Si lo hacemos, el cerebro siempre va a encontrar una excusa oculta, enmascarada como otra tarea, que lo único que hará es hacernos procrastinar y demorar el que nos pongamos a hacer el trabajo que tenemos que hacer para cumplir nuestro objetivo.

pensar cómo alcanzar metas

Si tú sabes que para alcanzar tus metas, diariamente tienes que / entrenar 45 min de pesas y 25 de cardio / estudiar 2 horas / escribir 500 palabras / loqueseaquedebascumpliresedía /  no te pongas a pensar o decidir si es ahora o luego el mejor momento, simplemente HAZLO.  Empieza a hacer esa tarea diaria que sirve para cumplir tu objetivo y no lo pienses. Incluso si ves que no te encuentras en tu mejor momento del día, empieza sin pensarlo y dedícate a avanzar en tu tarea.

Hay un montón de frases y eslóganes de marcas que te pueden motivar a conseguir pasar del inmovilismo del «PENSAR«, a la acción y al «ACTUAR«.

Por ejemplo como decía ROCKY BALBOA:  «Salir un round más, cuando crees que no puedes, eso marca toda la diferencia en tu vida«.

La marca deportiva NIKE, lo entendió hace años: «Just do it«. Simplemente hazlo.

O la neoyorkina Josephine ESTÉE LAUDER, fundadora junto a su marido de la exitosa marca de cosméticos que dijo: «Nunca soñé con tener éxito, trabajé para conseguirlo«.

Queda claro, ¿verdad?  Llegados a un punto, no hay que pensar más, hay que actuar.

Consejos finales para cumplir objetivos

Así que ya sabéis,  después de todo lo que os he contado, simplemente os queda tomar acción a vosotr@s y seguir los pasos y los consejos que expuse aquí arriba:

Sed realistas en vuestros objetivos, definid vuestra lista, hacedla bonita y ponedla en un lugar visible como si fuera un juego que debáis completar, sed constantes, tenaces y resilientes… y a partir de aquí, solo se trata de actuar, WORK, WORK, WORK. Trabajad en vuestras metas y objetivos sin titubear y esta vez conseguiréis completar vuestros propósitos del año 2023. ¡A por ellos!

¿Cuáles son tus objetivos para el año 2023 que siempre te cuesta lograr?  Déjame un comentario aquí abajo y trataré de ayudarte a que lo consigas.